Deconiños: la trona funcional y decorativa

miércoles, 6 de marzo de 2013 Publicado por Elena Valdés



Cuando llega un bebé te preguntas cómo un ser tan diminuto puede necesitar tantas cosas. Algunas muy necesarias, otras muy prescindibles (pero eso lo sabes después, y la ilusión de montar el nido no te la quita nadie) y otras que, sencillamente, no te planteabas que pudieran formar parte de la casa durante tanto tiempo. Pasan unos años y te das cuenta de que necesitas un trastero entero para almacenar cunas, bañeras y demás. Pero hay piezas que pueden quedarse en casa por tiempo indefinido, como la archiconocida trona Tripp Trapp de Stokke (os enseñé la mía, ya sin reductor de bebés, aquí). Es una silla que evoluciona con el niño hasta convertirse en una silla de adulto, y es fácil de integrar con la decoración gracias a todas sus variables de color y textil.
El comedor que ilustra esta entrada es el de Padmerine, del blog Coconut White. En su casa, toda en blanco, negro y rosa, prácticamente nada desentona. Y tampoco lo hace la trona, que equipa el comedor junto con las sillas Victoria Ghost de Kartell en policarbonato, o la lámpara de la misma firma.

pd: siento no haber podido publicar ayer, Blogger estaba rebelde!

8 comentarios:

adela yannini dijo...

Me encantan estas ideas, estamos redecorando el taller de trabajo y no se que estilo elegir. Te seguimos desde el grupo de trabajo cercados metalicos.
Saludos

lole ★ laloleblog dijo...

Ainss...hoy me has dao! Ando yo decidiendo qué hacer con la trona porque ésta, junto con la OVO son mis super super favoritas, pero claro cuestan una pasta...y el resto de opciones que hay por el mercado me resultan bastante horribles para integrarlas con el resto de la decoración. Aunque planteándoselo como una inversión, verdad? Verdaaad?

Elena Valdés dijo...

Inversión de la buena, jeje. Piensa que tú también acabarás sentándote en ella ;-)

Inés (Boho Deco Chic) dijo...

A mi me encanta, ademas en un futuro la haces silla y si tienes mas, una amiga se la esta planteando seriamente y ha llegado a la conclusión que se amortiza porque es la mejor a nivel de calidad, precio, estética y funcionalidad que hay.... (que comedor mas bonito) y el nuevo diseño chulo chulo

Icíar Aparicio dijo...

Me encantaaaaaaaaaaaa

Lucy B. dijo...

Yo no tengo baby, así que mi experiencia parte de lo que he visto a mis amigas mamás. Las tronas me parecen demasiado grandes, aparatosas... y - sin ánimo de molestar! - un poco feas... Mis amigas se las van prestando cada una a la siguiente que es mamá; entre uso y uso, quedan almacenadas en algún trastero. Al menos la que nos enseña Elena se ve más "ligera", y sin tanto "colorín" como es habitual. Se ve integrada en el comedor, no es algo que llame excesivamente la atención cuando ves el conjunto... es mona!!!

Anónimo dijo...

Pues sí, chicas, es una gran inversión. Yo tengo una que va a cumplir 16 años conmigo, y otra 14 (esta segunda un plagio del entonces "Continente". Y siguen en uso. A por ellas!!!
Mónica.

Anónimo dijo...

Pues sí, chicas, es una gran inversión. Yo tengo una que va a cumplir 16 años conmigo, y otra 14 (esta segunda un plagio del entonces "Continente". Y siguen en uso. A por ellas!!!
Mónica.

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica