Un cabecero, más barato imposible

El precio total no supera los 10 euros. Esa es la suma de las planchas de corcho que compré en el Leroy Merlin, más la cinta de doble cara y las muestras de pintura. Utilicé los colores de La Colección de Bruguer, más algunas pinturas que tenía por casa. Cada pieza mide 50 x 50 cms., así que componiendo cuatro abajo y cuatro arriba tengo un cabecero de 2 x 1 metro (la cama es de 180 cms). Empezó como suelen empezar muchas cosas en mi casa, como una solución provisional, pero la verdad es que cumple su función perfectamente, impidiendo que el somier raye la pared... y de momento no he encontrado nada que me convenza más... y por la que quiera pagar en este momento.


Ahora he visto en Leroy Merlin otros corchos (son los que se utilizan para imitar techos de escayola) a listones, y probablemente queden muy chulos formando un mosaico de color en una habitación infantil. Eso sí, es necesario que la pared sea lisa para que queden bien. Además, son muy fáciles de poner porque el rodapié sirve de guía.

23 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica