Camas de exterior: una versión DIY

Ayer, cuando me fijé de cerca en estas camas de exterior, los ojos me hicieron chiribitas. Después de soñar con camas de exterior balinesas de importación, de aluminio de Gandía Blasco, etc. (y otras que tampoco bajarían de los 1000 €), pensé que esta es la oportunidad de cualquier amante del do-it-yourself, o sea, hazlo tú mismo. Fíjate:


























































































La estructura no puede ser más sencilla, si tienes un herrero de confianza esto no puede ser muy complicado. En la base, tableros de madera tratados, cortinas de Ikea, como toldo imagino que algo parecido. Lo único que creo que es un poco más difícil de conseguir es el colchoncillo, que debe tener algún tipo de funda que resista al exterior, al agua, etc. Con un colchón viejo (es decir, que no te importe perder de vista en septiembre) se puede pasar el verano. Y si no, con un colchón de espuma y una funda de símil piel de los que venden en cualquier almacén de tejidos. Así sí se puede dormir a pierna suelta!
Fotos: Ministry of Deco

1 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica