Trabajar con las ideas claras

Desde que vi este estudio, cuartel general de la interiorista Suzanne Kasler, no he dejado de pensar en lo que motiva el espacio a la hora de trabajar. Tener un sitio para cada cosa y una cosa para cada sitio es el mejor punto de partida para que las ideas fluyan. Aquí lo han conseguido con grandes mesas de trabajo, estanterías repletas de cestas (me encanta este detalle), y colores neutros, un punto fuerte, porque imagino que cuando empiezan con coloridos y muestras se necesita una base sin estridencias.
















Las macro pantallas de lámpara me tienen últimamente emocionada, lástima que sean tan difíciles de conseguir (por un módico precio, quiero decir).

 
El toque natural de las cestas y sobre todo de las esteras de sisal añaden un punto doméstico perfecto para que cuando lleves muchas horas trabajando no sientas tanto el estar todavía en la oficina.
















El equipo en marcha... qué improvisada que parece la foto, eh?






















Lógicamente, los rinconcitos del estudio están aprovechados, como este escritorio con su panel de inspiración o el lobby, en la imagen inferior, con un toque vintage fantástico (genial ese biombo).





















Y a vosotros, ¿también os seduce este espacio? ¿Alguien tiene la suerte de trabajar en un entorno así?

5 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica