Patricia o el pequeño dúplex por amueblar

Patricia, la amiga arquitecta de mi amiga Elena, también arquitecta, está entre las lectoras de este blog, y está entre las afortunadas personas que estrenan casa. Es un dúplex en Valencia, pequeño pero matón. En la planta inferior, que es la que la trae de cabeza, tiene un único espacio que es cocina, salón y comedor, con salida a una terraza, mientras que en la planta superior tiene los dormitorios y el baño. Os adjunto el plano para que nos situemos mejor:
















Patricia y su pareja quieren independizar la cocina en un futuro, a través de algún tipo de cerramiento corredero. De momento, la limitación presupuestaria no les deja, así que, Patricia, voy a intentar darte algunos consejillos de cómo creo que le podríais sacar partido al espacio, sin dejaros tiritando la cuenta corriente.
Dado que el espacio natural de la cocina es mayor que el destinado a salón comedor que, por otra parte, está condicionado por las puertas de entrada y de la terraza, yo intentaría cerrarlo de algún modo, aunque sea sencillamente para crear una división más a nivel de distribución que al de evitar olores (si lo cerramos mucho también nos quedamos sin luz natural, y con la sensación de espacio angosto). Así que, justo delante de la puerta de entrada, y retranqueados 30 o 40 cms. respecto al tabique que separa la cocina de la escalera, yo pondría algún panel de suelo a techo. Evitaría que la primera visual de la casa sea la cocina, crearía una pequeña zona de recibidor y tendrías además la posibilidad de colocar alguna balda volada para llaves y complementos. Me refiero a algo así:

































































Duralmond tiene paneles muy bonitos, con diferentes acabados. Si vas por la línea del DIY, puedes hacer algo como la segunda imagen con listones planos, teñidos o pintados en el color que más te guste, mezclando diferentes grosores puede resultar fantástico. Otra idea es hacerlo con pladur o dm, pero pierde atractivo. 
Por otro lado, justo detrás de la puerta te caben algunas perchas, así que ya tendrías la landing area, como dicen los ingleses, es decir, la zona de aterrizaje nada más llegas a casa.

En el extremo final de la cocina puedes repetir la misma estrategia, con un panel de 1,5 m. aproximadamente. Así te separa la zona de salón de la cocina sin cerrarla completamente. El objetivo es que el horno no esté a continuación del sofá, nada más. Otro estilo sería este:























Son los paneles de fieltro Feel-thru de la firma catalana ABR; están montados sobre una estructura de aluminio y se pueden plegar sobre sí mismos. El motivo hecho con exclamaciones y arteriscos me parece muy simpático, lo tienes en color negro y en natural.
O con las piezas modulares Algues, de Vitra. Necesitarías varios paquetes, claro.






















El sitio lógico de la zona de comedor es entre la puerta de entrada y la puerta de salida a la terraza. Te iría bien ahí una mesa rectangular para seis personas, con uno de los laterales cortos junto a la pared, y con cuatro sillas. Te he hecho una composición de cómo podría quedar, con una mesa de cristal, unas sillas (los clásicos del diseño siempre son un valor), y una lámpara que centraría la atención sobre la mesa. Todo esto sin saber qué estilo decorativo os gusta más, así que me aventuro:
















Aquí tienes la mesa, la lámpara es la Big Bang de Foscarini (reconozco que barata no es), y las sillas Bertoia, puedes encontrar everywhere, con mejor o peor acabado. Ya sé que sólo preguntabas por la distribución, pero ya ves, esto me gusta más que distribuir, así que me lanzo a la piscina con tu permiso.
Sobre el comedor, me falta comentarte que podrías colocar un mueble para la vajilla, etc. justo detrás del separador del recibidor, en la pared que queda entre este y la cocina. En versión low cost tienes la estantería Billy de Ikea. Como la cocina es blanca, puedes poner una Billy blanca con puertas. Te servirá, además, de despensero, tiene un ancho de 80 cms, así que aún podrás abrir las puertas de los muebles de la cocina
sin problemas, y tiene poca profundidad, no la verás como una invasora del espacio sino como una aliada.

Y, si te parece, continuamos el salón en otro post, y así a ver si algún lector de Ministry of Deco (queridos funcionarios de este ministerio, animaos!!) te puede comentar algo más.

16 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica