Un duplex con doble personalidad




















Está en Milán, y su doble altura encierra un montón de golosinas decorativas e ideas inspiradoras. Por un lado, la planta baja está destinada al trabajo, al estudio, es la zona más pública, mientras que la planta alta recoge las estancias más personales, como la cocina, en la que el blanco impoluto deja que resalten la alfombra de la Union Jack y las sillas antiguas, tapizadas en diferentes colores.



















La lámpara del office es un diseño de Carlotta de Bevilacqua, responsable de este proyecto, para Artemide. Si quieres una parecida, puedes hacerla tú mismo, igual que hice yo (la lámpara, en este post).



















Una escultura en la cocina... ¿puede haber mayor sofisticación?
















El desayuno del sábado, nos lo han preparado especialmente para nosotros!
















En el salón, pavimento de madera natural y golpes de color en verde hierba, como la estantería de Danese que puede albergar plantas.






































En la planta baja, mobiliario de Danese, combinando muchos colores, estanterías funcionales y grabados de Mimmo Paladino. La tarima blanca me tiene completamente enamorada.
















Una escalera de cristal y un biombo de pan de plata son posiblemente algunas de las piezas más esculturales de la casa.





































En el dormitorio, cama con dosel de Ikea y un móvil de medios de transporte. Nunca se me hubiera ocurrido poner un móvil en una habitación de adultos, pero reconozco que es llamativo.
















En el baño principal, casi todo es doble: los focos Tolomeo, la grifería, los muebles auxiliares, y hasta la ducha, equipada con un sistema de cromoterapia.





































La habitación infantil es sencilla, y el almacenaje de la ropa es abierto, mediante cestas identificables con etiquetas.





































Imágenes

4 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica