Colonial y fresca

¿Qué tal el domingo? Por aquí luce radiante, dan ganas de aprovechar hasta el último rayo de sol. Y lo haría muy a gusto en esta casa, un proyecto de los interioristas Ramiro Mora e Isabel Otero, en el que se han propuesto respetar el pasado con regusto colonial, ya que esta casa perteneció a una familia de indianos, y reforzar su encanto con nuevos elementos contemporáneos.



















El pavimento del salón es un parquet de pino silvestre, conservado, igual que las molduras originales de los techos. En las paredes se combina el ladrillo de metro, blanco rectangular y con brillo, con el ladrillo visto rojo. Una espectacular galería para leer y tomar algo es uno de los rincones más apetecibles de este espacio.


















Por toda la casa aparecen piezas rescatadas en rastros y mercadillos, como la gran vitrina aparador de oficio del comedor, que han combinado con una mesa de patas torneadas y sillas Thonet.


















La escalera de la casa es la original, mientras que algunos radiadores son piezas de segunda mano que se han adquirido para recrear el aspecto original de la vivienda.


















En un distribuidor, espectacular alfombra de azulejos hidráulicos (de Mosaics del Sur), con los colores que predominan en toda la casa: blanco, negro y gris. Este esquema de color se repite en la cocina, donde tampoco se pudo respetar el suelo original y se optó por un mosaico de elegancia atemporal, que es una de las premisas que siguen en sus proyectos esta pareja de interioristas.


















La cocina es sencillamente apabullante, con la mezcla de suelos, isla central con grifería antigua, focos de taller y las fantásticas puertas que combinan cristal transparente con cristal grabado amarillo. Se ha conseguido también un rincón de office con un velador lacado en blanco y sillas de Kartell en policarbonato transparente. Una vez más, la fusión triunfa.


















El baño combina el blanco de los azulejo de metro con el gris de la veta de mármol de la bañera exenta y del radiador pintado a juego. El elemento rompedor es la silla Panton que edita Vitra. Y para relajarnos un poco más este domingo, el dormitorio, con una zona de salón - galería que invita a no abandonar este lugar; nos quedamos, ¿verdad?


















Estilismo Elena Visiers, fotos Amador Toril, en Dekio

6 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica