Transforma una cama sosa en una cama uau!

Todas estas imágenes tienen en común dos cosas: una cama torneada, más o menos inexpresiva, y una mano de pintura roja, también más o menos intensa. El rojo es el color de la fuerza, y eso es precisamente lo que les aporta a estas camas que me recuerdan a los cabeceros de pino con los que hay miles de apartamentos amueblados (¿sabéis a cuáles me refiero?).
Versión infantil:
















































Para más mayorcitos:
















































Siento no poderos enseñar todavía las fotos que hice en Alemania, pero es que mi adsl está kaputt, así que estoy en la oficina de mi marido usurpando un ordenador que no me lee la tarjeta de la cámara. Sorry!

7 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica