Decoración de bautizo - mis sobrinos!

Hace unos días os mostraba algunas ideas de centros de mesa con papel, que sirvieron de inspiración (aunque ninguna de esas ideas se llevó finalmente a cabo) para el bautizo de mis sobrinos. Os comenté que os enseñaría un poco más de la decoración de aquel día, así que aquí están finalmente las imágenes.
La celebración del bautizo se hizo en el claustro de un antiguo convento que después fue escuela durante muchos años, y que se alquila para este tipo de eventos. Utilicé uno de los arcos del claustro para colocar los meseros en los que se indicaba a cada invitado su asiento.






















La idea de los meseros reproducía una cuerda de ropa tendida, así que con cuerda azul, pinzas de madera y los carteles de cada una de las mesas, improvisamos este "tendedero". Para complementarlo, colgamos algunas piezas de ropa de los bebés, como camisetas, calcetines y chupetes.





















Los carteles de las mesas seguían la línea de las invitaciones al bautizo, en las que aparecían los dos bebés dentro de unas burbujitas. En el fondo, eso es lo que estuvieron haciendo durante nueve meses, nadar dentro de la tripa de mamá. Y siguiendo con esa metáfora, los centros de mesa eran peceras con dos peces naranja cada una de ellas. Este tipo de centro de mesa resultó un éxito, más allá de las típicas flores, a los invitados les gustó mirar a través del cristal.









































Tras el bautizo, casi todos los pececitos fueron arrojados a una charca que tenemos en casa, donde ya están haciéndose grandes. Otros se fueron con algunos invitados a casa; es también un buen detalle para regalar.

La indicación de las mesas, por su parte, consistía en una cartulina impresa con el número correspondiente, colgando de una botella de vino mediante dos cintas atadas, en azul cielo y azul marino:






















En algunas columnas crecía la hiedra, que adornamos, al igual que otros maceteros, con flores de papel de seda (como éstas) y cintas de raso





















Y, por último, los centros de mesa infantiles, que no pude fotografiar demasiado bien (aunque en la tercera foto podéis verlos antes de colocarlos), consistían en una lata de leche en polvo infantil, pintada con spray en color aguamarina, con piedras en su interior, papel de seda en diferentes tonos de azul para adornar la base, y con globos con motivos infantiles. Aquí se ven un poco más:

















La que está devorando aceitunas compulsivamente es mi peque. Lástima que esto no sea un blog de moda, infantil porque estaban espectaculares, tanto ella como sus primas (dedicarse a esto tiene mucho que ver!). En esta foto podéis verlas recogiendo las moneditas que tiraron los padrinos a la salida de la iglesia:





















Y nada más por hoy, espero que os haya gustado! La verdad es que, aunque hacía mucho calor, lo pasamos fenomenal!

imágenes: Ministry of Deco

6 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica