Eva y las dudas sobre la pintura del salón

Una lectora de este blog, Eva, me escribe porque duda de qué color pintar las paredes del salón. Bueno, especifico, actualmente están pintadas en blanco roto, mientras que los los muebles son lacado blanco, la mesa de comedor es de cristal, las sillas gris antracita y el sofá en un gris clarito. La pared de la tele (que queda junto al ventanal y es luminosa) es la que no tienen claro qué hacer con ella, porque aunque todavía no han puesto cuadros ni cortinas, les preocupa que quede muy soso, pero también son conscientes que un color poco acertado puede echar por tierra la decoración. Por eso no saben si dejar el blanco roto o por el contrario atrevernos con  un berenjena o un gris plomo, etc.

Según nos cuentas, Eva, yo me decidiría seguro por pintar una única pared en un gris oscuro, para que cree contraste y dé profundidad a la habitación, aunque me gustaría ver fotos para estar más segura. Si veis el espacio muy ocupado, piensa que si en la misma pared cuelgas cuadros en tonos blancos o claros, resaltarán muchísimo (te invito a ver este post en el que aparece el despacho de mi casa, y ves el efecto).
Algunos ejemplos de paredes en gris:






















La opción de la imagen superior me parece la más neutra y la más elegante. El toque de color yo lo introduciría en los complementos, que puedes cambiar cada cierto tiempo y que te dan más juego a la hora de decorar. Ya que preguntas por las cortinas, yo pondría unas caídas pesadas en tono claro, por el mismo motivo, el color en los complementos.






















Si tienes bastante luz, y ya que el mobiliario es blanco, puede ser buena idea pintar algo más que una pared en un tono contrastado, pero yo lo haría a continuación, sin rupturas con blanco por enmedio (como en la imagen sobre estas líneas). La pintura, además, puede servirte para delimitar la zona de salón de la de comedor, por ejemplo.






















Aquí puedes ver mucho gris, blanco y negro. Las dosis de cada uno las pones tú!




















Esta pared revestida con lo que parece ser machihembrado pintado de gris me parece sencillamente perfecta. Y el color que me gusta para contrastar, también está claro, ¿no? el amarillo mostaza tiene la cantidad justa de color y sofisticación que requiere un salón.

Otras opciones serían utilizar papel pintado, con un motivo no demasiado llamativo, o simplemente con una textura que imite tejido, o bien decantarte por un color fuerte, como el azul pavo real. Últimamente lo estoy viendo mucho y me parece que resulta inesperado y elegante. En el portfolio de la interiorista María Lladó puedes ver algunas casas en las que lo ha utilizado (es la reina del color, por otro lado, seguro que te puede dar muchas ideas).






















Y, bueno, sólo nos queda esperar los comentarios del resto de lectores, a ver qué ideas te dan!

imágenes: 1.2.3. Marie Claire Maison. 4.Momoy.com 5. Pinterest

6 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica