Halloween en Virginia

La fiesta de Halloween es contradictoria para mi. Por un lado, importar cosas con las que no tenemos nada que ver no me acaba de gustar y, por otro, reunirse para decorar y celebrar, sea lo que sea, me parece de lo más interesante. Si el motivo es una fiesta que no acabamos de sentir como propia, pues quizá no está tan mal. Y probablemente cuando mis peques sean mayores esto de Halloween ya no tendrá vuelta atrás.

Pero hoy quiero hablaros del Halloween auténtico, con unas fotos de unas casas americanas que me envía mi tía Mónica, gran comentarista de este blog, y que como os he comentado en alguna ocasión se nos ha marchado a vivir unos añitos al otro lado del charco. Su casa es una de estas típicas construcciones gigantes, de madera, con un amplio porche donde falta el columpio y el clásico toca armónicas con su rifle. Y la ha decorado con balas de paja y calabazas, y con alguna araña gigante que trepa por la fachada. Está monstruosamente divertida! Aprovecho para enviar un saludo a mis primos... os echamos de menos!
























Me está apeteciendo poner calabazas por aquí, ¿y a vosotros?

Voy a editar el post porque mi tía me pregunta por qué no incluyo las fotos de su vecindario. Ya me diréis si sus calabazas no son las más chulas de todas:









4 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica