Amatistas y rubíes




































Lo habéis adivinado, hoy el post va de joyas. Pero no de las que se esconden en las cajas fuertes de los bancos y se lucen una vez o dos, no. Hablamos de los tonos joya, que puedes introducir en la decoración de tu casa en forma de complementos, tapicerías y paredes. Verdes intensos para la pared, combinados con morados, son perfectos para crear una atmósfera suntuosa en casa. Las paletas de color también admiten un contrapunto más claro si encontráis la combinación demasiado oscura. De hecho, una de las reglas para combinar colores es mezclar un 60% de un color principal, un 30% de un color complementario y un 10% de un tercer color, este en forma de complementos. Por ejemplo, paredes de un color, tapicerías de otro y complementos de otro. O tres paredes de un color, y la cuarta del otro, reservando el 10 % siempre a los complementos.
























Si os gusta jugar con las paletas de color tanto como a mí, necesitáis bajaros la app de Valentine para iPhone. Para mi es un entretenimiento fantástico; haces una foto con el móvil, pinchas sobre el color de la fotografía que te interesa y te lo traduce en uno de los colores de las cartas Valentine. Pero es que, además, te da la posibilidad de buscar ese 30 y 10 % complementarios. Genial, ¿verdad?

imágenes: AD, Apartment Therapy y design-seeds

2 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica