Navidad en blanco y azul

La decoración navideña más contemporánea y sofisticada tiene colores fríos. Azul, con plata y blanco, puede ser una elección aparentemente fría, pero no hay más que ver estas imágenes para comprobar que ese supuesto carácter gélido sólo es un tópico.




















Sobre la chumenea, una cantidad enorme de bolas de papel, plastico y cristal, en diferentes diámetros crean un conjunto divertido y muy armónico. El detalle del mini árbol le da altura y compensa el estilismo. De fondo, la maceta de barro pintada de blanco me parece una manera muy mediterránea y económica de introducir la Navidad en casa.






















Estas falsas bolas, cuya figura se intuye gracias a los diferentes moldes de metal, pegatinas, etc. adheridos a la pared, y coronados por una cinta azul. Me encanta esta idea para recibidores pequeños o cualquier otra zona de paso con poco espacio, o incluso, por qué no, en una cocina. Las cajas plateadas del suelo (similares en Zara Home) son la alternativa estilosa a los falsos paquetes que se dejan debajo del árbol y, además, se pueden utilizar todo el año.






















La decoración de la mesa, con un jarrón con peonías blancas (creo) y bolas navideñas azules es muy original, y no destila ese aroma de todo-coordinado-todo-navideño.

Y, por último, un pequeño detalle para el salón o el dormitorio; un candelabro con forma de ramas para sujetar y exponer la bisutería se convierte en un improvisado arbolito navideño.

imágenes:  1 y 4 houseandhome 2.livingetc 3. mochatini

6 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica