Planes y colores

El sábado estuve durante veinte minutos, delante de una estantería llena de esmaltes, intentando decidirme por un color para pintar un cabecero. Bueno, de momento es una puerta, pero será un cabecero. Y me costó muchísimo, porque la variedad era inmensa. Y eso sin contar con las cartas de color para que te fabriquen el color al instante. Es como las cartas de los restaurantes, cuantos más platos hay, más te cuesta elegir. Bueno, pues finalmente me decidí por un tono como este.
















Soy muy amante de los tonos neutros en los dormitorios pero, movida por mi obsesión por los tonos joya (véase post del viernes pasado), me lié la manta a la cabeza, y aquí estoy, fantaseando con poderosísimos colores como este turquesa verdoso, morados y granates.
Y con eso y con la preparación del escaparate navideño, que os contaba el otro día, voy liada. En unos días os voy contando cómo van los preparativos. Que paséis un buen lunes.

8 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica