Un extra de calidez

Hay pequeños detalles en una casa que consiguen que sea completamente acogedora. Una iluminación indirecta, una buena biblioteca, una cafetera pitando,... y unas alfombras mullidas. Y estos días, en los que a ratitos hace frío y a ratitos no se está mal, la opción que más me gusta es utilizar alfombras de piel de oveja en las sillas. Este tipo de alfombras, de tamaño pequeño, son ideales para cubrir una silla y hacernos sentir completamente arropados. El efecto estilazo está asegurado.


























Y termino con un consejo. Si tenéis la alfombra de piel de oveja de Ikea, no se os ocurra meterla en la lavadora, ni aunque sea con el programa lavado a mano - delicados, ahí lo dejo :-(

imágenes: Pinterest

13 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica