En detalle (toma 3)

Todo lo que se hace en compañía resulta más fácil, más agradable y más llevadero, y esta semana me he fijado mucho en las cosas hechas para compartir, para satisfacer las necesidades individuales y para que fluya la conversación. Será porque últimamente hablo menos con la gente real, y más con la virtual, pero el caso es que me apetece retomar el contacto. 

 

Este baño para dos, con sus encimeras de piedra, toallas de algodón egipcio, chimenea! y alfombras de piel de oveja. Justo ayer las vi en una tienda en multitud de colores, pero me sigue atrayendo en blanco. Es uno de los pequeños lujos que tenía, hasta que las electrocuté.



Este espacio de trabajo infantil. Me ha encantado la pulcritud del blanco, sólo rota por el color en los juguetes, la iluminación de la zona más creativa con colgantes también blancos y, sobre todo, el hecho de que para sentarse haya que compartir un banquito para dos.


Y oh la la! esta mecedora para dos. No se me ocurre mejor sitio para hablar y hablar, y hacer el resumen del día antes de irnos a dormir. No sé vosotros, pero a mí esto de los niños me está haciendo irme a la cama con Casimiro.¡Que paséis buen día!





11 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica