Loft de sabor clásico

Pin It



Es bastante fácil encontrarse con un loft de factura industrial, con amplios espacios que recuerdan su pasado fabril, pero no es tan habitual encontrar este tipo de viviendas habitadas por amantes de las antigüedades que han sabido impregnar cada rincón con un cierto regusto clásico.





El loft de Patrick Leemans está en Bélgica, cerca de la playa, y ese condicionante es el que ha hecho que toda la vivienda despliegue un abanico cromático de colores sacados del mar, desde arenas y grises hasta azules y verdes desvaídos.



 La casa está cuajada de muebles recuperados y personalísimos complementos, y donde mejor se ve es en la cocina, un espacio con intenciones de salón (incluso con un sillón orejero!), trofeos de caza, una preciosa Smeg que aporta el aire retro y un suelo de mosaico hidráulico, pero llevando el concepto de mosaico hasta sus últimas consecuencias, ya que pocos elementos se repiten en él.



El baño, solo separado por cortinas, es un espacio tan romántico como el dormitorio, con una preciosa lámpara de araña sobre la bañera exenta, y una original ducha con pared de ladrillo visto.




La amplitud de los espacios (380 m2) permite que en la zona del dormitorio, tengan también zona de escritorio y salón. El maniquí del vestidor no asusta tanto como el busto del otro día...


¿Os ha sorprendido este espacio tanto como a mí? ¿Viviríais en un gabinete de curiosidades como éste?

imágenes

7 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica