Un Palazzo en Milán


Un Palazzo del siglo XVIII en Milán. El contenedor en sí ya es suficientemente sugerente, pero la reforma que han hecho desde Dimorestudio ha sido capaz de maximizar aún más la belleza estructural del edificio.


Partiendo de una base homogénea -un gris suave en todas las paredes, y pavimentos continuos- consiguen resaltar las molduras de las puertas de época y de las espectaculares ventanas remarcadas con carpinterías blancas. Como rodapié, una doble línea negra, de diferentes anchos, recorre toda la vivienda. No hay ni que decir que los fantásticos techos altos permiten este tipo de licencias. En definitiva, esta es una de esas casas que, estando vacías, ya son preciosas y en las que el proyecto de amueblamiento es un reto para estar a la altura.


La superposición de elementos, la presencia de antigüedades de distintas épocas y, por encima de todo, la elección del color, son aspectos muy, muy conseguidos. El azul, en diferentes tonalidades,...




En el dormitorio, las mesas nidos introducen de nuevo el tono turquesa que hemos visto en el salón.



La cocina es un perfecto ejemplo de integración. La isla central, ruda en acero, contrasta con el almacenaje, una pared entera de armarios. La zona del office, simplemente perfecta.




Pin It

imágenes

5 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica