Una casa serena y llena de ideas

Pin It
Con una base en tonos arena y blanco, que me parece por otra parte perfecta para decorar una casa de playa o un apartamento, la interiorista Kelly Deck ha creado unos ambientes relajados, neutros y poco llamativos (a simple vista). La gracia compositiva está en las texturas y en los detalles, aspectos que, como veréis, son sobre todo low cost, pero que consiguen unos resultados fantásticos.


Por ejemplo, en este comedor tan sereno (que me encantaba para la quedada decoblogger de ayer, pero que fue en el último momento desbancado por el impulso amarillo del comedor elegido), no podemos decir que las sillas CH24 de Hans Wegner -también conocidas como sillas Y o Wishbone), sean precisamente económicas, pero se me ocurre que unas sillas de cuerda de toda la vida, enceradas o con tintura blanca
(es fácil de hacer, sobre una base de madera clara, mezcláis pintura acrílica blanca con bastante agua y le dais una capa, y un barniz protector mate - lo probé sobre unos taburetes y quedó fenomenal), el efecto rústico-contemporáneo es fácil de conseguir. Y más o menos lo mismo sucede con la mesa. La de la imagen es prácticamente igual a mi mesa de comedor, sólo que yo tengo un tablero de cristal. Nos la hicieron a medida en una carpintería metálica. Es fácil y más barato de lo que podrías pensar de antemano.
Y qué decir de la lámpara, se me ocurre un diy con conchas de playa y una dremel. De acuerdo, un proyecto entretenido, pero saldría por muy poco dinero.


Y seguimos con más ideas. Para momentos relajantes, un vinilo de una bandada de pájaros levantando el vuelo. La sensación es mágica, seguro que los propietarios de la casa suben las escaleras con más agilidad que si las paredes fueran blancas y completamente vacías, sólo con mirar a los pajaritos ya te sientes más ligero.

El pavimento es una maravilla, lamas anchas de lo que parece ser roble blanqueado. Y el resto de la carpintería, en blanco, mucho blanco. Aunque las puertas y paredes tengan molduras blancas, los tiradores de aluminio de línea contemporánea le restan clasicismo, ¿no os parece?


La joya de la casa es el dormitorio, con techos abuhardillados y un gran mural que reproduce un texto y que aprovecha la inclinación del techo. Está pintado a mano casi en el mismo color que el bronce de la lámpara de techo.
A los pies de la cama, un banco de madera, casi igual al modelo Molger de Ikea (no sabéis cómo me gusta decir los nombres de los productos de Ikea sin tener que mirarlos!)

 La cocina no es ninguna maravilla, pero me gusta la elección de las puertas, iguales a las del pasillo anterior; intuyo que no es una casa demasiado grande y ese es un buen truco decorativo para crear uniformidad y sensación de espacio.

Si has llegado hasta aquí leyendo, gracias! me ha quedado un post creo que más largo de lo normal. Que pases un feliz miércoles!

3 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica