Quedamos en el baño

Pin It


Ya sabéis que mes a mes quedamos un nutrido grupo (35!) de bloguers de decoración, para enseñaros las imágenes que más nos inspiran entorno a un mismo espacio. Este mes es el turno del baño y, como hasta ayer no me decidía por ninguno, finalmente he pensado enseñaros el cuarto de baño que diseñé para la reforma de mi casa. Un proyecto muy personal y que disfruto mucho. Es open-plan, sin obstáculos, amplio y con mucha luz.


Cuando nos planteamos la reforma, tiramos todo un añadido que el anterior propietario hizo a la casa. Según la vecina, a medida que construía, bebía cerveza. Por tanto, no era nada seguro contar con ese anexo. Y lo volvimos a construir. Ampliamos el espacio destinado a cocina, creamos un despacho (desde donde os escribo cada día) y el piso superior. Allí instalamos nuestra habitación, que quedó bastante grande, con el baño abierto, un vestidor y una terraza.


Un bloque central divide baño y vestidor. A la izquierda está el vestidor, que quedó como un pasillo de espejos. A la derecha, los sanitarios y la ducha.


El plato de ducha extraplano permite que quede integrado con el resto del pavimento. Esa zona la alicatamos con porcelánico de grandes dimensiones, con una textura a cuadros. Aunque de colores sobrios, las texturas están presentes en los relieves de las piezas de porcelánico, en el frontal del mueble de baño, y en el textil, por supuesto.


El blanco roto y el visón son dos colores que creo que proporcionan una base neutra para poder jugar con el textil de baño. Ahora me gusta cómo combina con amarillo, pero también he pasado una época fucsia, queda bien con morado, con azulón, etc.


Los lavamanos son mi pieza preferida. Los compramos en nuestro viaje de novios por Vietnam y Thailandia. Hay gente que se trae souvenires y luego están los que, como yo, compran lavamanos. Son iguales que los que estaban en nuestro hotel, así que los vi una noche en una tienda y no me pude resistir. Conseguí incluso los consejos de la encargada de limpieza del hotel para limpiarlos. En aquel momento no sabía donde los colocaría... me dije "para mi futura casa" y, bueno, ahi están. Eso sí, si algún día nos mudamos, me planteo llevármelos conmigo.


En la zona de sanitarios coloqué un espejo sobre el porcelánico. Así sirve como remate, y prolonga la vista de la ventana perpendicular. Al fondo se ve una montaña, la verdad es que quedó como una tarjeta postal panorámica.


El albornoz me lo regalaron los chicos de prensa de Ikea cuando trabajaba en la revista. Un buen albornoz es un pequeño placer diario; desde entonces, he mandado bordar algunos para regalar, sobre todo a niños.


Más recuerditos. Jabones de hoteles, y corales recogidos en las playas de Thailandia. Y hasta aquí un proyecto propio, y personal. Espero que os guste!

Podéis encontrar más inspiración en todos los blogs que os cito a continuación. Además, damos la bienvenida a un nuevo grupo, las chicas de Três Estudio, y tenemos como invitados al blog Deleite. Disfrutad!




 

19 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica