Un salón marcado por los detalles

Pin It

El salón comedor que os muestro en la entrada de hoy, con mobiliario de Baltus y fotografiado por el estudio Más Fotogénica, es el ejemplo perfecto de base neutra más pasión por los detalles. Pequeños objetos y, sobre todo, textiles, se superponen al lienzo de sofás blancos. Un salón comedor que puede ir cambiando con las estaciones del año o que se puede actualizar y reinterpretar perfectamente al cabo de dos o tres años de decorarlo simplemente con introducir textiles en otro estilo.

Aquí, la paleta de color utilizada es plenamente colorista. De hecho, el turquesa del comedor me recuerda muchísimo al estilo de Maria Lladó, de quien hemos hablado bastante en este blog (aquí y aquí), pero el conjunto funcionaría perfectamente en una gama de grises, en gama de tostados, etc.



Soy muy fan del plafón Veroca de B.Lux, realizado en tela elástica. Es lo suficientemente original y a la vez lo suficientemente discreto como para quedar bien en todos los ambientes.





 
Aparte de las dimensiones generosísimas de este espacio, que ya le dan la sensación de amplitud necesaria, creo que el mobiliario claro, las paredes sin saturación de elementos, etc. contribuyen también a esa sensación. ¿Qué os parece este espacio? ¿Sois de dosificar el color o preferís directamente las gamas más neutras?

2 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica