Lámpara DIY con un cuenco de Ikea


Lo mejor de los viajes son los descubrimientos que no están en las guías; no es que me sienta una exploradora , pero sí que hay un pequeño sentimiento de triunfo en mí cuando doy con un sitio apetecible. Al ver desde la calle el techo abovedado de la planta baja, original del edificio, ya presagiaba algo bueno, y al fichar el hack que hicieron con un objeto de Ikea definitivamente decidí que necesitaba un café.

Con una estética industrial, con tubos de hierro que definen la iluminación perimetral de la cafetería y con madera clara y color negro ya hemos bocetado las líneas maestras de espresso embassy, según me contaron allí, un proyecto de los reconocidos spora architects y que abrió al público hace sólo unos meses.


Y bien, supongo que vosotros lo habréis fichado también, es el bowl Angenäm de Ikea el que, perforado e invertido, se utiliza aquí como lámpara para iluminar el mostrador principal. La verdad es que el brillo interior del cuenco lo hace perfecto para ello (viendo las fotos me doy cuenta de que no estaría mal limpiarle el polvo). Además, su forma ovalada también le da un punto extra de originalidad.






Espectacular por otra parte el chandelier que cuelga sobre la entrada del local, tuve suerte de estar en ese momento con mi marido, dejarle que viera mi entusiasmo y pedirle que me hiciera uno igual, se le dan bien los proyectos con electricidad y, quién sabe, quizá tenga algún día libre y lo podamos poner en marcha.






¿Qué os han parecido estos DIY? El primero, sobre todo, fácil, fácil, ¿verdad?

imágenes: Ministry of Deco

6 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica