Vivir en un invernadero

 El encanto decadente de un invernadero parece el lugar perfecto para ver el paso de las estaciones, para abandonar apresuradamente este verano (bueno, a eso nos negamos hasta octubre por lo menos), y a ver llover. El invernadero de las imágenes forma parte del pequeño hotel rural Les Hamaques, situado en un antiguo pajar, en un pequeño pueblo de L´Empordà de Girona.





Nos teletransportaríamos ya mismo, verdad?

Por cierto, en mi post de hoy de Singulares Magazine, os cuento una exposición al aire libre muy, muy especial, toda la info aquí.
 

4 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica