La cocina del zócalo pintado





La casa de Anne Mette Skonborg tiene rincones de los que dejan huella retiniana, de los que se almacenan y regresan más de una vez al portfolio mental. Su cocina imprime carácter, empezando por el zócalo pintado en color coral, los apliques Tolomeo, el carro de acero de Ikea lleno de tarros rotulados o la estantería de acrílico transparente en la que despliega un bodegón de objetos de uso diario que eleva a la categoría de exposición. Muy nórdica (esos suelos blancos no tienen mucho que ver con el carácter mediterráneo) y al mismo tiempo tan personal y única como seguro lo es su propietaria.

Vía Eva Morell


0 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica