Deconiños: nórdico, limpio, despejado

Esta mañana creía que no me iba a quitar la migraña de encima (dos días con ella, un suplicio), pero creo que llego a tiempo a publicar el post de los miércoles, dedicado a los niños.
De todos es sabido que hay una sensibilidad muy especial para la decoración en la genética de los nórdicos; quizá sea su necesidad de atrapar la luz, quizá sea un reflejo de la naturaleza que les circunda la profusión de blancos, y los contrastes fuertes con colores saturados y con el negro.











El espacio de los niños y el de los adultos son contiguos, y armonizan a la perfección. Entre ambos han instalado un columpio (¿os acordáis de nuestro columpio? La regordeta de la foto ya tiene cuatro años O_O aah y, el columpio, un buen día se nos cayó). La pared que las separa, por la cara interior, la han pintado en un rosa muy suave. 
Me encantan, ¿y a quién no? el percherlo Hang it All de los Eames, con sus vibrantes tonos, y las láminas de las nubes, personalizadas con la fecha de nacimiento de los niños. Están en la tienda online Little Studio Shop.
Las imágenes provienen de Pikka Varpunen, el blog de Suki, un nuevo favorito lleno de inspiración nórdica.








2 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica