Deconiños: nos despedimos de la cuna


Pensaba que hoy no habría post. Sumida como estoy en una pseudocrisis bloguera, con unos cuantos proyectos en marcha y una falta de fuerzas notable, el día de hoy iba a ser de silencio. Me agota bastante el trabajar cada segundo de entretenimiento que tienen las niñas, o por la noche, al final la jornada ni empieza ni acaba, es tan continua como lo es el día. Y eso cansa. Pero me va a días, o a horas. Porque he estado ordenando la habitación de las niñas y me ha venido a la mente el hecho de que en unos días esta cuna tan bonita pasará a la historia decorativa de nuestra casa. Cabe la posibilidad de volver a sacarla si tenemos un tercer bebé pero, como de momento el planteamiento no es real, ahora mismo me da una pena TREMENDA quitarla. Y los nuevos colchones ya están comprados, así que, como os decía, es cuestión de días.




No os he enseñado la habitación completa, ni los armarios están terminados de pintar, ni la mesita está pintada por dentro, y tampoco tiene tiradores. Ahora tengo que pensar en dos cabeceros para las niñas, por lo que habrá más fotos y más rincones. De momento, nuestra pared con los flexos Tertial de Ikea pintados en color melocotón y malva, un marco Love de Maisons du Monde, y una estrella blanca que compré en Jysk.






Los cojines los hice yo durante el primer embarazo, y la silla de enea la compramos en una tienda de segunda mano (pertenecía a una niña llamada Rihanna O-O, o eso ponía en la silla!)






En fin, sirva este post como despedida de esa camita tan adorable de mi bebé, que ya no es tan bebé y que parece que necesita un poco más de espacio.

Imágenes: Ministry of Deco

3 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica