Pequeños y grandes despachos en el dormitorio

Natalia, una amiga, necesita montar un despacho en su dormitorio. Tiró un tabique para unir dos habitaciones y ahora tiene un dormitorio de planta rectangular, con un armario en uno de los extremos y su cama en el otro. Además, la habitación tiene dos puertas y dos ventanas. En medio de esa habitación quiere instalar su mesa de trabajo porque pasa muchas horas bordando, cosiendo o haciendo bocetos. Y necesita inspiración para ese rincón, cálido, femenino y especial, que no desentone con el resto del dormitorio, en el que la pared del cabecero está pintada en tono gris, las mesitas son clásicas, de nogal, y sobre la cama cuelgan varias fotogafías en blanco y negro. La carpintería de la casa es blanca, y en toda la vivienda hay un fantástico mix de piezas clásicas y más modernas.
Ahí va una selección de espacios, mesas de trabajo más o menos grandes, rincones de diferentes estilos decorativos, y creo que unas cuantas ideas para amueblar esa zona.







Si decide dejar más espacio a la zona de vestidor que a la de trabajo, una posible solución sería instalar en la pared una balda que simplemente sirva como apoyo o como escritorio ocasional para utilizar un portátil. En ese caso, 40 cms de profundidad le asegurarían un mínimo de confort.


Un escritorio puede ser la excusa ideal para montar un pequeño bodegón de objetos decorativos, libros, lápices o útiles de maquillaje, y nos sirve para dos funciones.


El secreto de este espacio probablemente esté en la mesa, y una buena idea sería dar una vuelta por mercadillos y rastros, buscando esa pieza ideal, con carácter, que rompa la dinámica de la habitación y llame la atención. Otra opción es tirar de básicos; en las dos imágenes inferiores, la mesa Vittsjö de Ikea. Yo dulcificaría sus rasgos oscuros con un esmalte más claro, seguramente metalizado. Y, en función del espacio destinado, colocaría dos, una contra la otra, como tocador y escritorio, y como divisores de espacio.









Se me ocurre que quedaría genial un flexo de pared articulado en bronce, una mesa lacada blanca, una silla de policarbonato transparente,... o quizá un escritorio años 50, a lo Mad Men, con una lámpara de cristal, quizá un espejo y un maniquí, para enlazar con el vestidor,... Mil posibilidades!

Seguiremos con el brainstorming y os iremos contando :-)

imágenes: 1. residencemagazine 2. 3.Chic Sprinkes (esta mesa de despacho tiene zona para él y para ella, muy interesante) 4. dreamsandjeans 5. Lonny 6 y 7. trendenser 8. made by girl 9. Elin Kickén 10. The Glitter Guide 11. designsponge*

5 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica