Un dormitorio relajante y low-cost






El gris es una buena opción para dormitorios, es un color que invita al descanso y que da un carácter de pared muy vestida, ¿no os parece? Pero, a mi parecer, la pieza clave de este dormitorio es la cesta Höjdare de Ikea que se ha utilizado como lámpara de techo. La trama de la cesta intuyo que debe ayudar a emitir una luz muy agradable; únicamente le han añadido un portalámparas y un cable para hacerla colgante.
Como cabecero, una fotografía en blanco y negro que se alía con una lámina también de Ikea, con un motivo de libélula, que forma una composición asimétrica y compensa la altura de la mesita escalera (Ragrund), al otro lado de la cama.
Los apliques Hektar también del gigante sueco liberan espacio en la mesita, que nunca nos sobra. Y, si el conjunto pudiera resultar demasiado masculino, algunos detalles en dorado (por ejemplo, el ribete de la cesta pintado en dorado) compensan esa inclinación.
Y un detalle con mucho estilo: las cortinas, colgadas directamente desde el techo y cubriendo toda la pared, dan la sensación de que la ventana es más grande, al vestir la pared completamente. Nos lo apuntamos!

Este dormitorio lo publica Naku, del blog Bambula, y forma parte de un piso piloto, si he entendido bien la traducción del finés :-)

2 comentarios:

lacasaconchanclas dijo...

Armoniza el conjunto de tonos grises logrando un equilibrio. Consigue sensacion de gran sencillez. La cesta desde luego acapara la atencion...Feliz finde!!

Carla in Savannah dijo...

Me encanta el color de la pared! Y la mesilla de noche tipo escalera, aunque a mí me haría falta al menos un cajón, porque entre el cargador del móvil, la crema de manos, las pastillas... siempre lo tendría todo por en medio! Pero el conjunto es precioso!

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica