Una Navidad desenfadada y fresca, en una casa junto al mar


Vivir la Navidad en un clima cálido parece, a mis ojos de criada en estas latitudes, casi como una provocación. ¿Qué es eso de que no hace frío? ¿Qué es eso de ir en manga corta? ¿Dónde quedan la lana y los cálidos jerseys con renos? Pues bien, en algunos lugares, aunque me cueste de asimilar, la Navidad no es fría, y puede decorarse con tonos azulados sin tener ningún miedo a que resulte un ambiente poco acogedor. En esta casa australiana, habitada por una familia de cinco, sutiles toques de decoración navideña aparecen por las distintas estancias de casa, y lo hacen de forma muy inspiradora para quienes pasen sus días de fiesta junto al mar. 
Me quedo con las múltiples propuestas decorativas (navideñas o no) del comedor: los dos cubos de zinc suspendidos sobre la mesa (¿con poleas?), el mix de sillas rústicas e industriales, las lámparas sobre cada sofá o los copos de nieve de papel adornando las sillas.
Pero no os perdáis el resto de la casa... amplitud y frescor decorativo para todo el año ;-)






 





  


imágenes: homelife

0 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica