34 m2 de lujo femenino en Moscú


Muchos espejos, mucho blanco, reflejar la luz... la fórmula está clara y es cierto que Elena Pritula, la propietaria de este estudio de 34 m2, no ha inventado la pólvora, pero lo que sí es cierto es que ha sabido rentabilizar los metros cuadrados para conseguir un espacio funcional y, sobre todo, muy coherente y homogéneo. 


La lámpara de Tord Boontje sobre la mecedora de los Eames y la alfombra de lana tibetana le dan ese aspecto mágico que tiene todo el estudio. Una celosía separa la zona destinada a dormitorio del resto del salón.
Como cabecero, doce espejos cuadrados, un modelo muy básico pero que al reproducirse hasta la docena genera sofisticación al instante. El feng shui no es lo suyo, pero no importa cuando vemos, también en la embocadura de la chimenea, un tríptico de espejos que refleja la luz de las velas colocadas delante de él.






Un espacio para una persona, a lo sumo para una pareja, quizá un refugio en la capital o una solución más permanente, que no deja de lado ningún aspecto funcional y rezuma un look hotel perfecto, ¿no os parece?

Ánimo con la semana!

imágenes: AD Russia

2 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica