Puertas que se abren... lo que me gusta ver en Navidad

Os contaré un pequeño secreto: cuando veo puertas de exterior, portones que cierran una fachada, puertas de casas habitadas o no, imagino cómo será la gente que vive dentro, qué tipo de relaciones tienen con sus vecinos, cómo es su vida, a qué se dedican y cómo les gusta vivir y decorar la casa. En Navidad, las historias con las puertas me hacen pensar en gentes que se reencuentran después de mucho tiempo separadas. Aunque alguien te recoja en el aeropuerto, aunque llegues acompañado a casa, el momento de girar la llave, de escuchar el sonido de la aldaba, esa puerta que se abre... son momentos que encierran en sí mismos el hecho de volver a estar juntos.




Muy relacionada con esas historias de reencuentro está General Optica lo que me gusta ver, una campaña de esas que llegan al corazón y a la fibra sensible, en la que tres personas que viven lejos de sus familias y que no pueden estar con ellos durante las fiestas son sorprendidos de una forma muy bonita, que les hace sentirse un poco más cerca. No te quiero contar más, yo me he puesto llorona... puedes ver su vídeo aquí, y seguirles en twitter.



Si en Navidad tenéis amigos y familiares fuera, os propongo que decoréis vuestra puerta de entrada, que escribáis notas con lo que le pedís a la Navidad y al nuevo año, y las coloquéis sobre ella, que le hagáis muchas fotos y se las hagáis llegar a quienes tenéis más lejos, junto con algún ornamento navideño, mejor si es algo que ha decorado vuestras casas durante muchas navidades seguidas,y que seguro que también tiene un significado especial para ellos; por skype podréis ver cómo decoran sus puertas también a miles de kilómetros, y comprobar que, tanto tú como él o ella, tanto vosotros como ellos, lo hacéis con la misma filosofía de compartir festividades sin importar la distancia, La puerta es, en la casa, el papel de regalo con que destapar esa experiencia.








A mí, en Navidad, me gusta ver puertas decoradas, puertas que invitan a pasar, que dan la bienvenida a familiares, amigos y, por qué no, también a extraños.Tenía ganas de enseñaros algunas puertas, tanto de personas que se han dado cuenta de que decorar la puerta es casi una filosofía de vida, como de personas que no lo saben, o no viven en esas casas, también puertas que en sí esconden una singular belleza marcada por el paso del tiempo y puertas con un potencial decorativo enorme. Siempre y por supuesto en 2014, lo que me gustará ver serán puertas abiertas para pasar grandes momentos en casa.



*Post redactado según el Código de Confianza C6C.

Imágenes: Ministry of Deco (mi pueblo!)

4 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica