Cocina, comedor, salón y despacho: juntos pero no revueltos


En la campiña inglesa, preparados para un té y unos scones, en esta cocina abierta al comedor, con bancos de picnic, listos también para una comida informal. Informal es también la iluminación qeu recorre la larga encimera de cocina, con bombillas a la vista y cables anudados, esos azulejos blancos colocados a junta partida y el almacenaje en tarros en las baldas laterales. Una cocina para disfrutar, pero no queda ahí la cosa...




Opuesto a este ambiente, un salón en tonos neutros y relajados, donde han puesto en práctica un truco decorativo que llama la atención: en un rincón, la tele, mucho más pequeña y menos protagonista que la fotografía en blanco y negro centrada en medio de la pared.


Toques naturales y low-cost como la mesita de tronco de madera, o los taburetes funcionando también como mesas auxiliares forman parte de una decoración que huye de la sofisticación buscando la naturalidad.




Y, en un rincón, un pequeño espacio de trabajo con baldas abiertas, la más profunda de las cuales funciona como escritorio. Creo que este salón con tres funciones es un claro exponente del nuevo estilo rústico, sin trillos o yugos colgando de las paredes, pero con el mismo espíritu rural.


Imágenes: Paul Massey photography

4 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica