Deconiños: con género neutro y adaptable a su crecimiento


Si os fijáis bien, comprobaréis ninguno de los detalles de la habitación de bebé que ilustra este post tiene carácter puramente infantil, a excepción de la cuna. De hecho, podría ser un dormitorio para una pareja si sustituyéramos la cuna por una cama doble. Haced el experimento mental y comprobaréis que lo que han decorado con criterios de contemporaneidad, con un móvil de figuras geométricas, cortinas que a priori no nos hacen pensar en bebés, un aplique de estilo industrial, un mueble suspendido que hace las veces de cambiador, o unas baldas que lo mismo pueden exponer sus primeros cuentos, que sus dibujos, que cualquier fotografía o lámina enmarcada, ya de adultos. 



Y, pese a todo, resulta una habitación dulce y acogedora; será por la suavidad de la alfombra o por la ternura que expresa una foto de un elefante bebé, de The Animal Print Shop.






Por cierto, si te gustan las borlas como las que adornan la cuna, o la manilla de la puerta, puedes encontrar un tutorial muy sencillo para hacerlas tú mismo. Perfectas para envolver regalos, para una fiesta o para cualquier celebración y, como no, para adornar una habitación. Aquí tienes un tutorial para hacer  una guirnalda de borlas de papel


2 comentarios:

Fan de Cuadros Abstractos dijo...

El elefantito del cuadro parece reírse. ¡Qué mono!

Amina dijo...

Una preciosidad de habitación, sobre todo por la facilidad con la que se puede convertir en un dormitorio para adultos, incluso en una sala de estudio bien mona.
;)

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica