Herr Max, la pastelería más sugerente


Lo mejor de los viajes son, sin duda, los descubrimientos inesperados que, pululando entre calles y barrios desconocidos, te puedes llegar a encontrar. Hace un par de semanas, en Alemania, justo a la hora de tomar un café nos topamos con Herr Max, una pastelería con salón de café puesta en marcha por Max y su mujer. Hicimos un alto en el camino, acompañado de una sabrosa porción de tarta de manzana, y aproveché para fotografiar este local singular, una lechería de principios del siglo XX que conserva la decoración de azulejos por todo el perímetro, y el suelo de mosaico original. El mobiliario de época y las sillas de rejilla se combinan con cojines en terciopelo aguamarina, replicando el color del friso superior.






Una estética de sabor mexicano, como si se celebrara el Día de los Muertos, campea por aquí y por allá, en el pasillo decorado con una combinación de platos en la pared, rescatados en mercadillos e ilustrados con calaveras, nos lleva a la cocina. De hecho, la cocina se adivina ya desde el mostrador.


















Por todo ese ambiente suspendido en el tiempo, por su atmósfera decadente y surrealista, volvería, una y mil veces, a visitar a Herr Max y a su equipo.





0 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica