Sólo por el placer de verla... una cocina negra


Paredes, techos, mobiliario y electrodomésticos. Todo sucumbe al encanto del negro y, contrapuesto a su intensidad, y quizá por ella, los detalles decorativos, las plantas, el menaje y la lámpara, destacan con una fuerza inusitada. Un efecto dramático sólo apto a los más osados y que, sin duda, transmite una sobredosis de determinación. No me desagrada, para nada, la idea de llevar los conceptos más allá de lo establecido como "normal". Si sociológicamente se lleva lo "normcore", esa valoración de lo ordinario como forma de huir de las modas, en decoración cada vez hay menos de normalidad, menos de lo de siempre. Y eso hay que celebrarlo.






Y celebrarlo desayunando en una cocina negra, que parece salida de un escenario teatral, bajo una lámpara Zettel´z de Ingo Maurer, con mobiliario clásico de la editora Fritz Hansen, puede ser muy buena idea.

Imágenes: Elle Decoration

6 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica