Tres transformaciones de Ikea que tienes que intentar


1. Los soportes para baldas Lerberg son bonitos en negro, pero son directamente maravillosos si pintan en dorado o en cualquier otro tono metalizado y se combinan con unas baldas rústicas de madera recuperada. El efecto sobre la pared machihembrada en blanco es muy contemporáneo. Y algo similar sucede en la imagen número 2. Las patas, también de nombre Lerberg, son estilosas por sí mismas; con un cristal puedes conseguir un despacho de apariencia muy ligera y sobre todo chic, gracias, de nuevo, a la pintura en spray. 



y 3. Los boles Angenäm son la base perfecta para montar una lámpara de techo. Tanto en la versión plato como en la versión bol, el resultado de electrificarlas y convertirlas en pantalla de lámpara recuerda muchísimo a las Beat  de Tom Dixon.  Las vimos, en versión bol, en este post en el que os enseñé una cafetería de Budapest que me sorprendió mucho, lo podéis ver aquí.

Imágenes: 1. 23.


1 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica