Destacar una pared del salón: cuatro formas de conseguirlo

Un post breve, con cuatro apuntes que me han inspirado estas cuatro imágenes, elegidas entre la siempre especial Vtwonen, revista holandesa de decoración. Con los pies puestos ya en diciembre, nos dan la bienvenida estas pequeñas pianistas; el detalle con el que me quedo es esa puerta de granero instalada, parece que de forma decorativa, para cerrar una ventana o una puerta elevada. En un salón, me parece una solución muy rompedora para separar la zona destinada a comedor, a la cocina, o el paso hacia el vestíbulo. Además, funciona como balda para exponer pequeños objetos y láminas.


Y más madera, pero esta vez artificial. Una buena forma para destacar una pared del salón y dedicarla a un uso que no es el principal, como puede ser una zona de despacho compartido, es haciéndolo con un papel pintado. El de la imagen imita anchas tablas de madera, es de cartecolori.


Otra idea... destinar una pequeña pared a nuestra particular galería de arte. Una forma sencilla de hacerlo sería con las baldas de poco ancho que encuentras en superficies como Ikea, y pintarlas del mismo color que la pared del fondo. Aquí lo han hecho en negro, y el resultado es genial.


Y, por último, una idea que me apasiona: se trata de crear una "faja" que arrope (sin oprimir, ;-)) la zona de comedor, y conseguirlo es tan fácil como elegir dos colores, complementarios o de la misma gama, de pintura. Siento que lo hace más acogedor, ¿no os parece?


0 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica