Ultrafemenino y chic, el despacho de una editora de revista


Con solo nombrarlo, ya se percibe como un sueño. Un espacio propio, bien iluminado, sobre todo bien decorado, y con una zona para recibir e inspirarse y una zona para trabajar. Supongo que son pocas las que disfrutan de este lujazo, aunque espero que, independientemente del tamaño del espacio de que dispongas para ti, sepas darle tu toque y hacerlo tuyo, porque la inversión merece la pena. El de las imágenes es de Eva Chen, editora de la revista Lucky, publicado en Domino. 


Las sillas confidente tapizadas con una tela ikat me parecen una cucada (que es una palabra que dice mi peque y ahora me ha dado por repetir). La mesa es muy fácilmente replicable con una visita a Ikea (el modelo Melltorp es muy similar). En cuanto al cuadro, os dí una idea para pintar fácilmente tus propias obras de arte de líneas geométricas en este post). 




Y, después de ver estas inspiradoras imágenes, abro el debate. ¿Es posible trabajar en un espacio así? ¿Hasta qué punto está "estilizada" la foto? Esto es, ¿cuántos cables han tenido que quitar para hacer las fotos? Y, sobre todo, ¿cuántas horas se puede trabajar sentada en una silla de comedor? Las sillas de despacho funcionales y bonitas son una rara avis. Esta misma semana, he probado una con respaldo de rejilla, característica que pensaba que no me iba a gustar, y he alucinado porque se adaptaba mucho a mi espalda, pero no estoy segura de si, no siendo rígida, a la larga me resentiré. ¿Alguien ha tenido experiencia con alguna de estas sillas de respaldo "blando"?  


 Imágenes: Brittany Ambridge


4 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica