Una idea DIY para regalar en el último minuto


Si todavía tienes un poquito de tiempo libre antes de mañana, quizá tengas ganas de poner de tu parte para hacer el desayuno de Reyes más especial aún si cabe. El que te propongo hoy aquí es un regalo facilito, un DIY que puede hacer cualquiera, que te llevará poco tiempo y para el que necesitas pocos utensilios. Se trata de que escribas con letras adhesivas el nombre de la persona que quieras, o un par de palabras, o la ciudad de tu próximo destino,... y que con ello crees un regalo personalizado, fácil, económico y que, por supuesto, llevará tu sello.


Vi una idea parecida en Pinterest hace bastante tiempo y ahora me he decidido a ponerla en práctica. Solo necesitarás tazas blancas, etiquetas adhesivas y rotuladores de porcelana. El primer paso es colocar las pegatinas sobre las tazas limpias, ...


 Después, empezando desde las etiquetas, empieza a dibujar puntos, más o menos próximos a estas, para acabar creando un degradado suave.



El último paso es meter las tazas en el horno sin precalentar, durante 30 minutos a 150º (en cualquier caso, siguiendo las instrucciones del fabricante del rotulador para cerámica y porcelana).


Et voilà! Los churros, o el Roscón, o los cereales,... cualquier cosa les sabrá mejor en una taza personalizada. Se las guardo a las niñas para mañana, pero me parece que esta idea la voy a aplicar para otras ocasiones, por ejemplo rellenando la taza con chuches y envolviendo en un celofán transparente. Es una buena idea para regalar a los compañeros de trabajo, enero promete ser duro!



Imágenes: Ministry of Deco

2 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica