Completamos nuestro salón, ¡y estrenamos sofá!



Tenía muchas ganas de enseñaros cómo va quedando nuestro saloncito de la casa de los fines de semana. Estoy saboreando mucho el proceso de amueblar toda la casa porque, dado que no nos urge ni tenemos una gran necesidad de equiparla, vamos colocando piezas poco a poco, moviéndolas también, y viendo cómo cada objeto, cada mueble o cada accesorio encuentra su lugar (aunque sea temporal, porque no hay nada que me guste más que un cambio).
Ya hace más de un año colocamos nuestra falsa embocadura de chimenea, comprada en un bazar chino, os la enseñé aquí. Poco después encontré en un Charity Shop una estufa eléctrica que simula la llama. Podéis imaginaros mi cara de felicidad cuando la vi. Rematamos un poquito la madera para que quedara como hecha a medida, ah, y pinté de gris. Et voilà! Sin humos, sin salir a por leña cuando hace frío, sin tener que limpiar el cristal ni vaciar las cenizas,... totalmente recomendable. El toque especial lo pone el espejo de Maisons du Monde, incorporado recientemente al conjunto. 




Las sillitas infantiles son un regalo de mi tía (suerte de tener sobrinos creciditos). Me encanta su línea nórdica. Los sillones también son un regalo. Bueno, más bien una recuperación porque los rescaté antes de que se fueran a la basura.




Pero, para mí, la joya de la corona es el sofá. Apenas lleva dos semanas con nosotros y ya se ha convertido en nuestra pieza favorita. Sin duda, es el elemento que completa el salón y que nos ha permitido jubilar al sofá heredado que teníamos. Es el sofá cama Ozo de Conforama. Su línea, entre los años 50 y el estilo nórdico, es perfecta para un espacio así; la textura del tapizado, en gris antracita, es muy agradable y, además, se convierte en cama, lo que resulta genial si tenemos en cuenta que no tenemos ninguna cama de sobra y esto nos permitirá organizar más pronto que tarde una fiesta de pijamas. Por si fuera poco, está muy bien de precio. Estuve planteándome también este otro modelo, el Maxi, pero creo que para este espacio he acertado completamente.
Sinceramente, la de Conforama es una web que no conocía demasiado, ni tampoco las tiendas, porque me pillan algo lejos, pero me ha sorprendido mucho, tanto la calidad, como el servicio. En fin, muy recomendable.




El cojin "Si no tardas, te espero toda la vida" es un modelo precioso que compré a María, de Lua Nord, en Singulares Inventory Room. Los de estampado geométrico son de Kenay Home.




Ya he hecho el test: ojos entrecerrados, luz de velas y de llama, buena música, manta y buen sofá... ¡un plan de 10!

¿Qué os parece mi nuevo saloncito? También aquí necesito alfombra ;-)



3 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica