Comer en la cocina, comer en el comedor


Nuestro primer piso tenía un gran salón y una cocina abierta al mismo. La parte social de cocina abierta al salón comedor la cumplía a la perfección: podías cocinar mientras hablabas con quien estaba poniendo la mesa, tomar el aperitivo en la cocina y pasar los platos por encima del murete bajo, única división entre las estancias y, por supuesto, no tenías la sensación de estar encerrada en la cocina. 
La parte antisocial la cumplía también perfectamente: el ruido del lavaplatos mientras veías una película, la constante obsesión por recoger la cocina y vaciar las encimeras para no tener una perenne sensación de desorden, y los olores distribuyéndose de forma uniforme por toda la estancia.



En nuestra casa actual hemos resuelto este tema instalando un office dentro de una cocina que se puede cerrar. El resultado es que el comedor, que está fuera en una estancia compartida con salón y despacho, se utiliza muy poco (también es verdad que recibimos mucho más en verano, y entonces utilizamos el exterior). Al ver estas imágenes pienso que el término medio está en este apartamento sueco, de techos imponentes y molduras, en el que el comedor forma parte de la cocina. Podría ser un office cualquiera, pero la entidad de las sillas, el hecho de ponerle una alfombra, de hacer de esta zona algo más que un comedor de paso, lo convierte en el espacio perfecto para los desyunos, comidas y cenas del día a día y también para recibir a los amigos. Y con el aliciente de unas dobles puertas magníficas que puedes cerrar siempre que no estés cien por cien orgulloso/a del aspecto general que tiene la cocina en un determinado momento.




Está claro que en este apartamento los metros cuadrados no son el principal handicap, pero también es cierto que el considerar el office como un comedor "mayor", el convertir la cocina en algo más que fogones, y más cercano al interiorismo que buscamos para el resto de la casa, tiene mucha importancia. 


¿Sí o no a las cenas, las risas y los vinitos con amigos en la cocina?

imágenes: Bjurfors vía Planete Deco

1 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica