Cocinar por diversión (la wishlist de una novata)

¿Apasionada de la cocina? Yo no, la verdad. Pero tan cierto como que no me gusta la cocina es que me gusta aprender cosas nuevas. Y tengo que decir que últimamente siento una curiosidad grande por la cocina; estoy intentando no verla como una obligación sino como un divertimento. Para eso ayuda mucho tener un par de niñas que siempre quieren ayudar en la cocina; "jugar" con la comida es una forma de que tengan curiosidad por los alimentos, que les apetezca probarlos, amasarlos, batirlos y hornearlos. Pasamos un rato fantástico en familia preparando pizzas caseras o bizcochos y, de paso, se me va disipando la fobia que le tenía a la cocina.

Recientemente, Cristina, de Bazartextil.com, me comentaba que han ampliado su web con una gran propuesta global alrededor de la cocina, con accesorios para todos, desde los novatos hasta los más iniciados. De entre ellos he hecho mi selección personal de productos de cocina que me gusta tener en casa,... ahora os cuento por qué.


1. Una cafetera que no gotee. ¿Por qué una clásica cafetera? Bueno, también tengo la de cápsulas, pero me encanta ir por la casa levantando la tapa de la cafetera, y que desprenda su aroma. Además, mi próximo reto es hacer tiramisù, y supongo que no es plan ir cápsula a cápsula para hacer el café.
2. Una máquina de hacer pasta. Es obvio: por diversión. Es tan parecida a las de plastilina que estoy segura de que dará mucho juego. 3. Y otro juego, pero de molinillos de pimienta. Simplemente, por decoración. 4. Mantequillera: por los lujos de cada día. 5. Vaporera: por lo exótico del artilugio, y por lo sano que es cocinar al vapor. 6. Paños clásicos de lino: porque en toda casa deben existir unos buenos paños,... otro lujo de cada día.


Y algunos más:
1. Una tetera (tener una pareja adicta a las infusiones se merece un regalo, así que lo incluyo en mi wish list). 2. Un dúo de cazuelas de hierro, por aquello del tú y yo. 3. Una cubertería minimalista y preciosa (véase punto 4 de la imagen anterior). 4. Una aceitera clásica: pues eso, me gusta por clásica, aunque estoy pensando que la lisa me va más. 5. Un azucarero de los de siempre. Este último punto debería tacharlo, que ayer empecé la operación bikini. Si estás como yo, mejor no mires la sección de utensilios para cupcakes o accesorios para hacer dulces.

En fin, quién me ha visto y quién me ve... Cuéntame, ¿cocinas por diversión, por obligación o por ambas?


Post redactado según el Código de Confianza C6C

2 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica