Geometría, dorado y cariño en una habitación infantil


Hacía mucho tiempo que no publicaba una habitación de bebé en el blog. ¿Se me habrá pasado la época? Lo cierto es que me encanta verlas, y me emociona ver con qué ilusión los padres preparan este espacio siempre tan personal para el futuro inquilino. Esta habitación destaca por dos cosas: por un lado, porque se trata de un piso pequeño, en el cual han tenido que hacer malabares para poder componer una habitación para el bebé, y lo han conseguido compartiendo espacio con el pequeño despacho que su padre necesita tener en casa. Lo que no sabemos es cómo será la convivencia dentro de unos meses. 




Por otro lado, destaca porque no han seguido el clásico cliché infantil, bastante denostado, de los colores pastel y los ositos. No solo eso, sino que han ido mucho más allá al elegir un motivo geométrico, triángulos en gris y blanco, con un alto componente escandinavo,.... y también triángulos en dorado. Una apuesta arriesgada, tanto como acertada, para un niño, Santiago, que seguro que disfruta de este espacio en el que sus padres han dejado su impronta viajera (¿cómo de bonita es la paloma de madera que compraron en Brasil durante su luna de miel?). Preciosa también la cuna de Stokke sobre el fondo estampado de la pared, y el móvil de ovejitas.




¿Espacios con mucho cariño? ¡Sí, gracias!


Imágenes: Apartment Therapy 

3 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica