Días de verano, niños y diversión :-)


Los días de verano son muy largos, y combatir la inercia que tienen los niños para enchufar la tele a la mínima de cambio, en ocasiones, puede ser muy complicado. Los que sois mamás y papás no sé cómo lo estáis llevando, sobre todo si trabajáis fuera de casa; a mi personalmente el mes de julio se me está haciendo muy largo, teniendo en cuenta que me gustaría pasar mucho más tiempo con mis niñas y poder poner en práctica muchas de esas actividades que, cuando te haces mayor, echas un poquito de menos.



Pero tampoco me puedo quejar; cada tarde intento poner en marcha una actividad que disfrutemos en familia o con amigos. Ayer nos pusimos a jugar con cuentas de colores, un entretenimiento adictivo que nos tiene enganchados este verano. Utilizando una plantilla, con sus pequeños dedos (a ellas les sale mucho mejor que a mi), "dibujan" la forma que más les guste. Después la planchamos y ya tenemos un nuevo juguete. Y quien dice juguete dice posavasos, carteles con sus iniciales, llaveros o, como en esta ocasión, ojos para un habitante más de la casa, nuestra Roomba.




Nuestras abuelas siempre decían que el mejor invento era la lavadora. Está claro que la lavadora es esencial pero, como ya hemos superado ese estadio y la lavadora ya está asumida en nuestras vidas, yo ahora colocaría en su lugar a la Roomba. Un robot que trabaja por ti y te deja los suelos impolutos, mientras tú te dedicas a cosas mucho más importantes en la vida, como puede ser jugar con tus hijos, se merece podio en la carrera de los grandes inventos. Y, cómo no, se merecía también que tuviéramos un detalle con ella. Así que las niñas pensaron en ponerle ojos, y los hicimos con las cuentas de plástico, y las pegamos con celo de doble cara.




Animada por el ambiente festivo, y por una lista de Spotify muy veraniega, la peque sacó el confetti gigante (de Tiger), no puede una tener cosas en los cajones de manualidades. La verdad es que cuando madrugo, tengo una jornada intensa y vuelvo a casa, estoy un poquito más consentidora y tengo pocas ganas de discutir, así que ayer me relajé y me dediqué a pasármelo bien con ellas. Nuestra querida Roomba estuvo a la altura de la fiestecilla, y pasó sin problemas entre las patas de las sillas, insistiendo en cada rincón, subió a la alfombra y volvió a bajar, hasta que eliminó toda la suciedad, confetti incluido.



 Me gusta -mucho- la Roomba, y también por su doble efecto: el robot aspira pero, además, las niñas van corriendo a recoger sus juguetes por miedo a que se los trague, jeje.
Terminamos la tarde con un helado, cómo no, de chocolate (yo lo evité). Estoy segura de que esta tarde estará todo un poquito revuelto otra vez pero, al menos, los suelos aguantan limpios :-)




¿Qué tal te llevas con la limpieza? Cuéntame tus truquitos, y también nuevas actividades para hacer con niños... y que tengas un feliz verano!

1 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica