Si quieres decorar con cuadros, ¡dales la vuelta!



No parece lo más obvio pero, algunas veces, los cuadros (o los lienzos, para ser más explícitos), están más bonitos por detrás que por delante. Sobre todo si querías hacer carrera en las bellas artes y al final no ha podido ser. En ese sentido, algo de frustración arrastro, aunque pienso que es porque no lo he intentado lo suficiente; en cualquier caso, me conformo con la brocha algo más gorda. En fin, que más allá de antiguas pasiones ya un poco olvidadas, lo cierto es que los lienzos son muy decorativos por su cara posterior.



Agrupados en una composición de unos pocos, variando dimensiones y posición, su valor estético es innegable. Un lienzo del revés es bonito de por sí, tiene algo de secreto y de oculto que resulta hipnotizante pero, además, puede ser el espacio ideal para colocar tu colección de postales de frases motivadoras, imágenes familiares o de moda. A priori, mucho más bonitas en blanco y negro, pero la idea creo que merece unas pruebas a ver hasta dónde puede dar de sí.




¿Te gusta esta forma de exponer arte en las paredes?

imágenes: 1 y 32. 4.

1 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica