DIY - Decora tus tazas ¡con esmalte de uñas!



Se acerca la época navideña (sí, aunque te entren calores); aunque no nos demos cuenta de que faltan semanas para empezar con toda la parafernalia de decoración navideña, lo cierto es que está a la vuelta de la esquina. Puedes hacer dos cosas: ignorarlo como has hecho siempre, o ponerte las pilas como he hecho yo este año por primera vez (lo de poner el árbol en noviembre no cuenta). Todos los años por estas fechas pienso en que me gustaría poder hacer regalos personalizados, que no queden en un simple propósito sino que se materialicen en algo hecho por mí misma, y el otro día di con un tutorial para decorar tazas con esmalte de uñas y no pude resistirme.


Es tan fácil, que no podrás decir que no. Y, además, te voy a decir los trucos para que te quede mejor que a mí. Para empezar, necesitarás esmalte de uñas (que esté bastante líquido), del color que prefieras. Un recipiente plástico -ten en cuenta que terminará para la basura-, unos cuantos palillos (este es el componente secreto, yo no los tuve a mano y me hubiera dado más juego a la hora de remover el esmalte), agua caliente y las tazas que quieras pintar.


Lo único que tienes que hacer es poner agua bien caliente en el recipiente plástico; verter unas gotas de esmalte de uñas y rápidamente mover la pintura con un palillo. En ese momento, coloca la base de la taza en el agua, et voilà, la giras levemente y ya tienes tus tazas pintadas. Dos advertencias: estas tazas no se pueden limpiar en el lavavajillas, se tienen que lavar a mano con cuidado y, por otro lado, te recomiendo pintar-esmaltar solo la parte de abajo de la taza, para que la boca no entre en contacto con el pintauñas cuando vas a beber.


La verdad es que el resultado, como puedes apreciar, es muy vistoso; imagina hacer un juego de seis piezas, cada una con un color diferente... a mi me encantan las aguas que dibuja el pintauñas en la base del mug; y no hay dos iguales! Para completar el regalo (piensa en tus compañeros de oficina, en la gente que aprecias y con quien quieres tener un detalle), puedes poner dentro algunas buenas galletas caseras (que habrás hecho tú, claro está), o unos cuantos lápices de colores, y cierras con una bolsa de papel kraft -que fluya la imaginación!-. Las posibilidades, claro está, son endless...

Y, si el tema de personalizar tazas te ha gustado, te doy algunas ideas más. Por ejemplo, tazas con acabado de pizarra, donde cada miembro de la familia puede escribir su nombre, o un mensajito mañanero, o tazas con esa foto especial que no te cansas de mirar y remirar. En la web de chapea te permiten comprar tantas tazas como necesites -para tu familia, para tus amigos, para celebrar un cumpleaños o para lo que quieras-, y puedes personalizarlas a tu gusto. O combinar dos técnicas, partiendo de una taza personalizada (por ejemplo, con una buena frase para empezar 2016), y después con tu aporte especial, decorando la base con esmalte.

¿Qué te parece? ¿Apuestas por los regalos personalizados?

0 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica