Chic femenino en un estudio de 34 m2


Bueno, parece que es posible. Me refiero a conseguir funcionalidad y espacios definidos cuando se cuenta con muy pocos metros cuadrados. Exactamente, 34. Ayuda muchísimo el hecho de pintar las paredes de blanco, tener una buena iluminación natural y carecer (casi) de pasillos. A priori, no hay muchos trucos decorativos más, si acaso, la elección de muebles transparentes (la mesilla de acrílico del dormitorio y la mesa del centro del salón no obstaculizan la vista, porque apenas se perciben).








La homogeneidad en la elección de colores, de una gama cromática muy reducida, une unos rincones con otros, resultando un espacio versátil y muy fácil de vivir, porque no le falta tampoco capacidad de almacenaje. Lo es además por el esquema blanco-negro, mi favorito, también para vestir; en cualquier momento se le puede añadir un toque de personalización extra con láminas, cojines y otros textiles o detalles.  




Si hace unos años hubiera podido tener un pisito de soltera, me hubiera encantado que fuera así ;-)


1 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica