La maravillosa casa de El Becario


Hace algunos días tuve la suerte de hacer una escapadita al cine, y ver, creo que poco antes de que quitaran de cartelera, una de esas películas muy agradables de ver aun siendo previsible, de cuyos personajes, principales y secundarios, se disfruta hasta el final. Se trata de El Becario, The Intern, protagonizada por Robert de Niro y Anne Hathaway. 


La historia de una mujer, madre y joven empresaria que intenta llevarlo todo al día sin colapsar, no ha podido sino gustarme, un poco también por saber cómo lo conseguía, y también porque me alegran enormemente esos casos de éxito de las start-ups, aunque sean en la ficción. Pero, siendo realmente sincera, la parte que más me gusta de todas es observar, en la medida que la rapidez de los frames me lo permiten, los sets de rodaje, las casas en las que se ambienta la vida de los protagonistas y que nos ayudan a entender mejor su forma de ser y su comportamiento. Porque, si el personaje de Anne Hathaway en la ficción ha visto cómo su pequeña empresa ha llegado hasta los doscientos empleados en año y medio, y en el camino ha perdido todos los minutos libres que tenía, lo cierto es que antes de ese gran éxito tuvo uno aún mejor, que fue decorar su casa. Un BRAVO en mayúsculas para los profesionales encargados de crear esta casa para la película, un espacio completamente inspirador que sitúan en Brooklyn. Dicen que Nancy Meyers, la directora de la película, utilizó un panel de Pinterest para reflejar todo lo que consideraba que podía ser el universo en el que viviría la actriz protagonista y que, cuando finalmente entró en el set de rodaje, se maravilló ante lo conseguido que estaba el ambiente que asemejaba muchísimo a su Pinterest. De hecho, yo tuve una sensación de familiaridad ante el salón o la cocina, basados en esas casas americanas que nos hacen soñar. 



Chimeneas decorativas de piedra, maravillosas carpinterías, suelos de madera que ahora podemos apreciar, o esa pared de baldas abiertas en la cocina, ¿es o no Pinterest?


La habitación de la niña, con sus pompones de papel de seda, y su tipi, también los hemos visto en la red social. Otra cosa que me gusta del hecho de repasar los interiores de las películas es reparar en detalles que me habían pasado desapercibidos. En el dormitorio principal, por ejemplo, cuentan con cuatro o cinco cestas en el suelo y encima del armario, y con un completo salón delante de la cama. La alfombra Beni Ouarani tampoco podía faltar ;-)





El entorno de la empresa, About the Fit, también es evocador, y más fácil de captar en la pantalla gracias a la amplitud del espacio. Una antigua fábrica de guías telefónicas (donde casualmente había trabajado su becario de Niro) sin despachos cerrados y combinando el negro y blanco corporativo, y con una buena ración de sillas icónicas, desde las femeninas Louis Ghost de Kartell hasta las versátiles Wishbone de Wegner. Me ha gustado, y mucho, encontrar un diseño de una firma española, la lámpara Discocó de Marset (justo en la imagen bajo estas líneas).



¿Habéis visto la película? ¿Os gusta "meteros" 

en las casas de los personajes?


Imágenes: My Domaine

0 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica