La cocina negra más luminosa


Vuelvo al blog después de muchos eventos festivos y también después de un incendio que nos ha tenido en vilo durante varios días. Lejos de verlo todo negro (como en la cocina que ilustra este post que, por cierto, es fantástica), lo veo todo de un intenso verde esperanza, no por la desgracia, que ha sido muy grande, sino porque podría haber sido mucho peor. El trabajo que han realizado todos los profesionales y voluntarios por extinguir el incendio de Jávea y evitar que llegara a las viviendas es absolutamente impresionante. Y, de hecho, tras un desalojo de dos días, quienes pudieron volver nos confirmaron eso mismo: que las casas estaban salvadas. El paisaje y los alrededores han sufrido mucho, y espero que pronto pueda ponerse en marcha un plan de reforestación. La perspectiva de perder cada rincón de casa, como os podéis imaginar, no ha sido nada agradable.


Pero vamos con el post. Una cocina negra, ¿por qué no? Sin ir más lejos, la mía combina blanco con negro y no tengo ninguna queja en cuanto a luminosidad. Esta, tampoco, sea por los altos techos del Instituto Farmacéutico sueco, reconvertido en viviendas, donde se ubica, o por los inmensos ventanales y esa costumbre nórdica tan ideal y exportable como es no cubrir las entradas de luz con cortinas, intentando atrapar cada rayo de sol.


Fijaos en tres detalles más: por un lado, el contraste de las líneas rectas de los caballetes de la mesa con las curvas características de las sillas Thonet:


En segundo lugar,en el estilismo de la mesa: botellas de cristal, plumas de faisán y pequeñas esculturas. Delicious!





Y, en tercer lugar, un maravilloso sofá de terciopelo azul noche junto a la cocina. Todo mi respeto y admiración para estos valientes!


Imágenes

0 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica