Vintage y decoración de la buena en casa de Naomi Watts


Creo que lo he dicho todo en el título; el resto ya es gozar con las imágenes del impresionante loft de Naomi Watts en Manhattan. Desde bien pequeña acostumbrada a los rastros y a las tiendas de artesanía, está claro que la madre de Naomi, aficionada a las cosas bellas y con alma, supo transmitir a su hija el gusto por rodearse de mobiliario con personalidad en interiores fantásticos, y al alcance de estrellas como ella. Salvando las diferencias (a veces un poco insalvables, lo reconozco) de su espacio con el de cualquiera de nosotros, hay algunas ideas que podemos y debemos rescatar de su casa. Desde la combinación de texturas: madera, cuero y latón para un interior cálido pero no cansino, hasta las ventanas con cuarterones, bellas al estar desprovistas de cortinas, estores o cualquier impedimento para que el exterior conquiste al interior, todo en este loft es destacable.



Las dos zonas del salón, marcando usos distintos, son normalmente inalcanzables, por razones de espacio. Los sofás de terciopelo, por otro lado, no lo son. ¿Habráse visto algo más sofisticado/apetecible que un sofá de terciopelo? Pongan uno en su vida a la voz de ¡ya! (y perdón si no es terciopelo, en la imagen, al menos, lo parece).


Más cuero, en color cognac y en un sofá de doble cara (creo que a Naomi le encanta eso de dar la espalda, porque es la segunda vez que se repite esa estructura en el mismo salónI). Un diez a las estanterías bajas que recorren longitudinalmente el salón, y a la librería escritorio doble para sus hijos. El blanco y negro de la alfombra del salón, que siempre triunfa, se repite en el damero fifties de la cocina, una mezcla de dinner estadounidense con estética industrial








El proyecto, de Ashe + Leandro, merece ser seguido de cerca. Thanks Naomi, you´ve got it!



Imágenes: AD México.




1 comentarios:

Me encantará comentar esta entrada contigo

© Ministry of Deco | Diseño por Photonica